Israel, méritos suficientes para llegar a la selección

Rubén Israel, entrenador uruguayo que llevó a Libertad a la cima del fútbol paraguayo conquistando el primer tricampeonato para el club (Clausura 2007, -Absoluto 2007-, Apertura 2008 y Clausura 2008), además, de un bicampeonato (Clausura 2012 y Apertura 2013), siente tener los méritos suficientes para hacerse cargo de la Albirroja, algún día. El histórico estratega charrúa, en una entrevista con "Tiempo de juego" en su bloque de "Emblema del deporte" por la Radio 970 AM, recordó su laureado paso por Tuyucuá.

Israel, que se había formado como entrenador en Uruguay, encontró la oportunidad de llegar al fútbol paraguayo como asiste de su compatriota Sergio Markarián, quien vino para dirigir a Libertad en el año 2007. Como segundo al mando estuvo hasta que el equipo fue eliminado de la Copa Libertadores; gracias a su buen desempeño como ayudante, la directiva gumarela le propuso hacerse con el cargo después de haber roto la relación laboral con Markarián.

El romance entre Israel con los títulos al mando de Libertad inició con la conquista del torneo Clausura 2007 y se extendió con el campeonato absoluto de ese año. En el 2008 el uruguayo fue artífice principal de los dos títulos que el repollero se llevó a casa esa temporada. Casi sin darse cuenta, Israel entró en la historia del club al convertirse en el primer entrenador que conquistaba un tricampeonato con la institución albinegra.

Varios fueron los récords que la institución liberteña logró conquistar y superar con el paso de Israel por la huerta. Desde el inicio del Clausura 2007, el charrúa dirigió a Libertad un total de 68 partidos, de los cuales obtuvo 48 victorias, 16 empates y sólo 4 derrotas. En ese torneo Libertad rompió un récord a nivel nacional, en cuanto a competiciones cortas se refiere, sumando un total de 55 puntos.

Al año siguiente el gumarelo superó su propio récord nacional sumando un total de 57 puntos. Al finalizar la temporada 2008 Libertad rompió con otra marca nacional, al sumar un total de 101 puntos en la tabla acumulativa anual (había sumado 95 en el 2007).

“Son cinco campeonatos los que se ganaron. Un campeonato es como un hijo, es imposible saber cual se quiere más, todos forman parte de la historia, de horas de trabajo, de cánticos inolvidables de la hinchada, todos fueron trabajadísimos, unos se ganaron con holgura y otros se ganaron como el del 2012, con un Guaraní que nos llevaba 12 puntos de ventaja y nosotros con una camada de muchachos jóvenes ganamos ese campeonato en la última fecha y fue algo glorioso. Es muy difícil quedarse con uno”, reconoció Israel.

Israel, su deseo de llegar a la Albirroja

Como todo futbolista sueña defender los colores de su selección nacional, Israel siendo uruguayo, sueña con la oportunidad de dirigir a la selección paraguaya. Así como lo hicieron Aníbal “Maño” Ruiz y Gerardo Pelusso, dos celestes que se sentaron en el banquillo de la Albirroja.

“Me parece que uno ha hecho los méritos suficientes para soñar con estar en la selección nacional, dirigir a la selección paraguaya para mí sería como tocar el cielo con las manos. Espero que mi nombre esté algún día a consideración de la APF (Asociación Paraguaya de Fútbol) una vez que los procesos actuales culminen”, expresó el estratega.

El final de un ciclo en la huerta

Todo lo que empieza alguna vez debe terminar y el final de la era Israel llegó en el 2008, luego de conquistar un tetracampeonato. "Sin dudas que el momento más triste fue aquel año, porque pensé que podíamos continuar, pensé que era el comienzo para llegar a una Libertadores o llegar a una Sudamericana; sentía que ya teníamos una base para ganar una Copa porque ya habíamos hecho un proceso de años. Históricamente en el 2008 nos equivocamos, y hablo de los dirigentes" reflexionó el técnico más ganador en la historia de Libertad.



Tambien te puede Interesar