Una mujer regalará su granja de US$ 500.000 por un ensayo que la cautive

Doscientas palabras por una casa en el campo. Es la propuesta de Norma Burns, una ex arquitecta estadounidense residente del condado de Chatham, Estados Unidos. Ella sólo pide que la cautiven. Los postulantes deberán impresionarla con un ensayo que no supere los doscientos caracteres. A cambio entregará su granja orgánica denominada "Bluebird Hill", valuada en casi medio millón de dólares.

Burns había abandonado su oficio de arquitecta para dedicarse junto a su marido a trabajar la tierra de su granja de 5,2 hectáreas de dimensión. Allí vivió los últimos 18 años, pero por una extraña modalidad está decidida a regalarla y mudarse. Diseñó un concurso a través de la web en el que expresa un singular mensaje: "Usted y su pareja (del tipo de sean) son aspirantes a agricultores. Creen que no hay mejor vocación en la vida que el cultivo de alimentos orgánicos. Tienen experiencia y entrenamiento. Están dispuestos y son capaces de sobrellevar los días largos y las jornadas duras que requiere la agricultura. ¡Lo único que no tienes es… una granja!".

 

La mujer estableció una serie de requisitos para los escritores que quieran postularse: que al menos uno de la pareja tenga entre 25 y 50 años y que sea residente permanente en Estados Unidos o que esté a la espera de recibir la ciudadanía. Eso sí, los participantes deberán pagar un canon de 300 dólares para presentar su ensayo estelar. Los escritores tienen tiempo hasta el 1° de junio para presentar su trabajo.

 

Norma escogerá los 20 mejores ensayos y luego delegará la decisión final a un jurado conformado por un un agricultor profesional, un conservacionista y un abogado, responsables de elegir a la pareja ganadora. La finca tiene una cotización de 450.000 dólares. El ganador se quedará con una granja de 13 acres, de la que dispone de campos de lavanda, un invernadero, un destilador, un gallinero, un granero, varios tractores y un auto. Junto con la casa, el redactor estrella 50.000 dólares en efectivo para liquidar los costos de transacción.

 

"Es demasiado trabajo para una persona. He trabajado desde el amanecer hasta el anochecer durante la mayor parte de estos 18 años. Mi cuerpo no me dejará hacerlo más", respondió la mujer cuando se le consultó las razones de este concurso. Una vez que entregue su granja, Norma Burns se irá a releer el ensayo que más la cautivó a una comunidad de jubilados de Chapel Hill.

Fuente: infobae.com

Tambien te puede Interesar

Mas Leidas

Etiquetas